2301
Control de venados

A medida que la gente se adentra en el hábitat de los venados, éstos se pasean de manera natural por los patios y jardines. Mientras que las plantas resistentes a los venados son de mucha ayuda, si los venados persistentemente andan por sus patios y jardines, tal vez usted necesite instalar una reja o usar repelentes apropiados.

Control de venadosLos alambrados de púas son más efectivos que la madera, aunque no 100 por ciento efectivos. Las rejas de alambrados verticales de los jardines deben de ser de al menos 2 metros 40 centímetros de alto. Las rejas inclinadas deben inclinarse alejándose del jardín, con unos 30 ó 45 grados de inclinación desde el nivel de la tierra y deben ser de al menos 1,80 metros de altura. Esto crea dos tipos de barreras, física y psicológica, para los venados. Las rejas electrificadas también pueden ser usadas.

Las rejas protegiendo plantas individuales o pequeños grupos de plantas deben de ser de al menos 1,20 metros de altura. Estas construcciones son efectivas porque los venados evitan espacios pequeños y restringidos. Las mallas para jardín pueden proteger zonas de flores y otros tipos de plantas-bajas.

El colocar Cámaras de hule alrededor de los troncos de los árboles más grandes puede ayudar a evitar daño en los troncos. Las Cámaras no previenen el daño a los troncos cuando los ciervos usan los árboles para quitar la cubierta de sus cuernos.

Entre los efectivos repelentes comerciales se incluyen Deer-Off y Deer-Away. Uno de los repelentes más efectivo hecho en casa se produce batiendo una parte de huevos enteros y cuatro partes de agua. Esta mezcla debe aplicarse en días secos con temperaturas sobre cero. Esta combinación con huevos no se deslava fácil mente ni daña las plantas.

Los venados buscan alimento de la punta hacia la parte inferior de los árboles o arbustos. Aplique repelentes de colgar cerca de los nuevos brotes. Los árboles jóvenes deben ser tratados completamente, pero los árboles más longevos deben ser tratados solamente en las puntas de las ramas. En el otoño y en el invierno, los árboles deben ser tratados unos 180 centímetros por sobre el nivel de nieve pronosticada. Re-aplique el repelente cada 30 días.

Ningún repelente puede durar por siempre y los venados podrían acostumbrarse a la mezcla con huevos. Cuando esto suceda, trate con otros tipos de repelente y sea persistente.

Updated Thursday, August 07, 2014