2111
Quemaduras de sol en árboles

Quemaduras de sol en árbolesLas quemaduras son generalmente llamadas daños del suroeste debido a que por lo general ocurren en el lado suroeste de los troncos de los árboles jóvenes. En Colorado, las quemaduras ocurren principalmente desde diciembre hasta marzo en árboles caducos de corteza delgada. Las quemaduras del follaje ocurren menos frecuentemente en otras partes del país donde las temperaturas de invierno se mantienen fría s, donde los días son nublados y sin sol.

Quemaduras de sol en árbolesUn tépico día invernal en Colorado puede ser soleado y de 15 grados centígrados. La alta intensidad de la luz solar, la cual ocurre a menor ángulo en cielo durante el invierno, calienta el lado sur y suroeste de los troncos de los árboles caducos. Esto causa que las células terminen su adormecimiento y empiecen su actividad. Después de la puesta de sol, o a manera que el clima cambia, las temperaturas pueden caer a bajo cero. Esta caída de temperatura aniquila las células activas y tejidos de conducción. Después, este daño puede aparecer como corteza hundida o descolorida. Inclusive aún más tarde, esta corteza puede estrellarse o caerse en pedazos, dejando al descubierto el tejido muerto debajo de ella.

Quemaduras de sol en árbolesLos árboles caducos jóvenes de corteza delgada, tales como el algarrobo, árboles frutales, fresnos, robles, arces, tilos y arces llorones son los más afectados. Hay en el mercado cubiertas hechas de papel crepé para insular la corteza y son una forma efectiva para prevenir las quemaduras solares. Tarde en octubre, cubra los troncos de abajo hacia arriba hasta el punto donde están las primeras ramas. Encime el papel un 33 por ciento de su área en cada vuelta. Asegure el papel con tela adhesiva, pero tenga cuidado de no poner en contacto esta tela con la corteza del árbol. Asegúrese de quitar la cubierta de papel y tela adhesiva el siguiente abril para evitar que se ajuste demasiado o cualquier posible daño por insectos. Tal vez sea posible que usted necesite cubrir los troncos cada invierno por varios años hasta que la corteza se engruese y sea menos susceptible a ser daña do.

Las personas que desarrollan orquédeas seguido cubren de blanco o pintura el tronco de los árboles para reflejar la luz solar del invierno. Mientras que este proceso es una forma efectiva de prevenir la quemadura solar, es más estáticamente aceptado en una orquédea que en el paisaje urbano.

Updated Tuesday, July 22, 2014