1525
Control de malezas de hoja ancha en los prados

Las malezas de hoja ancha, tales como diente de león, trébol y Euphorbia esula pueden hacer que los prados se vean descuidados. Las malezas también consumen el agua y el fertilizante dedicados para el prado.

El primer paso para controlar las malezas en su jardín es desarrollar un pasto denso y saludable. El riego, segado y fertilizado adecuados producen gruesos prados que desaniman el crecimiento de maleza. El arrancar los hierbajos con las manos puede ser efectivo con pequeñas cantidades de ellos. Aunque existen herbicidas, ellos no deben considerarse como sustituto de un buen manejo de prados.

Cuando se mezclen y apliquen herbicidas para maleza de hoja ancha, póngase una camisa de manga larga, pantalones largos, zapatos, gafas y guantes resistentes a sustancias quémicas. Si usa guantes no desechables, lávelos con jabón y agua antes de quitórselos. Después de la aplicación, lávese completamente las manos, cara y otras partes de la piel que hayan sido expuestas con jabón y agua. Tomar un baño de regadera minimiza los riesgos por pesticidas. Cámbiese de ropa y lávela por separado antes de usarlas nuevamente. Y no entre ni permita que otros lo hagan, incluyendo niños o mascotas, al área de aplicación hasta que el material se haya secado completamente.

Aplique químicos solamente en plantas individuales o en áreas donde haya una infestación de maleza. La aplicación de herbicidas por sobre todo el jardín no es aconsejable. Los líquidos para el tratamiento de áreas son por lo general más efectivos que aquellos indicados como "herbicida-fertilizante". Cuando aplique sustancias quémicas con un rociador, rocíe la maleza de tal manera que el follaje se moje. Aplique formulaciones granulares en prados y maleza mojados.

Use herbicidas cuando las temperaturas se encuentran entre los 18 y los 29 grados centígrados. No los aplique cuando se espera que las temperaturas excedan los 29 grados dentro las siguientes 24 horas. Para minimizar el peligro de que el viento afecte la aplicación, hágala durante un día calmado, cuando haya poco o nada de viento. No haga ninguna aplicación de herbicidas si hay un pronóstico de lluvia en las siguientes 24 horas y evite regar por 24 horas después de la aplicación.

Un rociador de uno a cinco galones es generalmente usado para aplicar herbicidas. Una vez que el rociador ha sido usado para herbicidas, ése debe ser su único propósito -no para aplicar fertilizantes líquidos, insecticidas o fungicidas. Existen también los fáciles-de-operar contenedores para mangueras. La aplicación se logra poniendo el herbicida en el contenedor donde es mezclado con el agua que pasa por la manguera. Una aplicación uniforme es más difácil con este tipo de rociador.

Debido a que ningún quémico es capaz de matar todo tipo de maleza, es necesario conocer qué malezas hay en el jardín. El herbicida más común para controlar maleza de hoja ancha es 2,4-D, el cual se puede usar solo o en combinación con químicos relacionados. Siga las indicaciones en las etiquetas del quémico, y no exceda las cantidades indicadas.

Las uvas, los tomates, plantas recientemente transplantadas y árboles de hojas son muy sensitivos a los vapores y químicos pulverizados. Los árboles y arbustos son más bien sensitivos a productos que contienen Dicamba, también conocido como Banvel, así que evite, o limite, su uso debajo de ese tipo de plantas.

Updated Tuesday, August 05, 2014